Mitos en torno a la sordera VIII

Mito VIII – Los sordos no pueden conducir.

Las personas sordas sí pueden conducir. De hecho, cuando conducimos utilizamos principalmente el sentido de la vista.

Existe la creencia generalizada de que las personas con discapacidad están impedidas para la conducción. Esto es una verdad a medias; personas con problemas visuales severos, problemas mentales que les impidan tener buena coordinación, o personas con pocos reflejos pueden no ser aptos para la conducción.
Sin embargo, el principal sentido que se usa al conducir un vehículo es la vista. Por eso las personas sordas sí pueden conducir. Podríamos hacer la prueba si condujésemos un día con las ventanillas cerradas y la música a un volumen alto. Nuestro sentido del oído quedaría inutilizado, y por tanto no nos serviría para la conducción.
Recordemos que en el caso de otras discapacidades, como la movilidad reducida, los coches pueden adaptarse para que no haya que usar los pies, o solo haya que usar un brazo.

Anuncios

Un pensamiento en “Mitos en torno a la sordera VIII

  1. Pingback: 3ª Entrevista con Ramiro Diez | En torno a la sordera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s