El modelo Bilingüe-bicultural

Desde que la perspectiva lingüística de la persona sorda apareció en el panorama, la cuestión de la educación ha sido objeto de un acalorado debate. Como hemos hablado en ocasiones anteriores en 1880 el Congreso de Milán reunió a una serie de expertos que determinaron cómo educar a la población sorda; fue el comienzo del Oralismo. Sin embargo, desde hace ya varias décadas existe una nueva corriente llamada Bilingüe-Bicultural que trata de educar a las personas sordas en su lengua materna, esto es, la lengua de señas.

Mediante este sistema las personas sordas se educan en lengua de señas y a la vez reciben rehabilitación logopédica. La diferencia radica en que esta rehabilitación no se impone como eje primordial de la educación. La persona sorda ya no es un ser que debe integrarse en una sociedad mayoritariamente oyente, sino que puede desarrollarse personal y profesionalmente en lengua de señas y si lo desea aprender a “hablar” como los oyentes.

De reciente aplicación en el Ecuador, este modelo cuenta con una amplia trayectoria en países como España o Estados Unidos. El hecho de tener que educar a una población en un segundo idioma hace que todo el sistema educativo debá ser bilingüe; los profesores deben saber lengua de señas; los materiales deben estar adaptados a la lengua de señas y, por supuesto, el castellano (o la lengua oficial del país) pasa a ser una segunda lengua como el inglés o el francés en las escuelas.

Además de por el coste económico que conlleva, este sistema ha sido criticado varias veces por crear guettos en las escuelas. Sin embargo, existen numerosos ejemplos en los que las personas sordas comparten escuela con personas oyentes sin ningún tipo de problema; ya que los segundos se educan también en lengua de señas.

Anuncios

4 pensamientos en “El modelo Bilingüe-bicultural

  1. Pingback: ¿Por qué no deben votar las mujeres? | En torno a la sordera

  2. Pingback: 1880 el annus horribilis de las personas sordas | En torno a la sordera

  3. Pingback: Estudiar y ser sordo (España) (A) | En torno a la sordera

  4. Pingback: Impresiones en torno a la sordera (II) | En torno a la sordera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s