Celebración del Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas

Cartel informativo del Día Nacional d las Lenguas de Signos Españolas de 2015Huma, tú eres una diosa, una leyenda viva. Ya te digo que soy fans, así en plural.

Con estas palabras Agrado (Antonia San Juan) se dirige a Huma (Marisa Paredes) en la película Todo sobre mi Madre. Nosotros también usaremos el plural en este post.

Hoy es el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas; así en plural; porque mucha gente no sabe que en España no es una, si no dos las lenguas visogestuales oficiales.

Mucha gente se pregunta

¿por qué dos y no una?

La respuesta es sencilla:

¿por qué no mejor cuatro en lugar de dos?

La riqueza de un país se mide también por su diversidad lingüística. En líneas generales para que una lengua sea oficial en un país debe seguir los siguientes pasos:

  1. Ser considerada lengua.
  2. Poseer estudios normativos sobre sus características y particularidades.
  3. Ser reconocida por el Estado.

Sin embargo, el hecho de estar reconocida no significa que una lengua sea totalmente oficial. En España por ejemplo, en la Comunidad Autónoma de Cataluña; cualquiera puede dirigirse a un funcionario público y hablarle en español o catalán sin tener que preguntar antes. Como trabajador del Estado debe conocer ambos idiomas, puesto que son oficiales.

Aún no ocurre así con las lenguas de signos. Si son oficiales en el territorio español, lo lógico es que cualquier funcionario público las conozca. Algo que todavía está muy lejos de la realidad.

En el caso de Ecuador la realidad es distinta. No existen estudios normativos sobre la lengua de señas (salvo un primer diccionario recopilatorio); no existe el estatus oficial para la Lengua de Señas Ecuatoriana; pero, sí se están haciendo esfuerzos para que la mayor cantidad de funcionarios públicos puedan expresarse en esta lengua. A pesar de ser una una iniciativa del estilo “empezar la casa por el tejado” no deja de ser tremendamente importante para aumentar la riqueza lingüística del país.

Más información sobre el Día Nacional De Las Lenguas De Signos Españolas aquí:

Estudiar y ser sordo (España) (B)

ADECOSOR  son las siglas de Agente de Desarrollo de la Comunidad Sorda, un título exclusivo para personas sordas que otorga, entre otras, la Fundación CNSE tras un curso de 9 meses. Los adecosores reciben una formación sobre cómo realizar multiples funciones dentro de las asociaciones y federaciones, tales como:

  • Asesoría a jóvenes sordos, personas sordas inmigrantes, personas mayores sordas, etc. según las necesidades detectadas en la región.
  • Atención a las personas sordas con una derivación posterior hacia los profesionales o servicios más acordes según el tema que planten los usuarios.
  • Información y orientación a profesionales externos que trabajan en otras entidades (servicios sociales, educación de personas adultas, etc.) sobre cómo ofrecer una atención adecuada a las personas sordas.
  • Organización de actividades de ocio y tiempo libre para personas sordas.
  • Ejecución de actividades de difusión y sensibilización sobre las personas sordas, la comunidad sorda y la lengua de signos.

Si escogemos al azar una página Web de una Federación, por ejemplo, FESORCAM podremos observar que con cierta frecuencia plantea actividades que fomentan el uso de la lengua de signos y la identidad sorda. Ese es el principal trabajo del ADECOSOR.

Personalidades en torno a la sordera V

Estatua en honor de  Fray pedro Ponce de León

Fray Pedro Ponce de León es considerado el primer educador de personas sordas de España. Los datos con los que contamos no soy muy claros y poco fiables; pero según parece, en el siglo XVI este monje benedictino enseño a  leer a  varios niños utilizando una tablilla con letras y señalando con el dedo los objetos.
Hoy en día se sabe que este método por si solo no pudo haber sido suficiente, ya que hay palabras que tienen significados más complejos, por lo que se supone que Ponce de León usaría más de una técnica para educar. Lamentablemente no hay datos suficientes como para saber qué métodos usaba y los resultados que obtenía.
Sin embargo, la poca información sobre Fray Pedro Ponce de León no ha hecho que sea menos importante. Gran cantidad de instituciones en España y América Latina llevan su nombre en reconocimiento a su labor.

Fuente de la imagen: http://www.minube.com/fotos/rincon/119096/555176

Organizaciones en torno a la sordera II

Imagen del blog de sordera. Organizaciones en torno a la sordera. La CNSE. Logotipo de la Confederación de personas sordas de España. De forma rectangular, tiene las letras CNSE en blanco sobre un fondo verde.

La Confederación Estatal de Personas Sordas de España (CNSE) es una organización no gubernamental dedicada a velar por los intereses de las personas sordas y sus familias sin importar el grado de pérdida auditiva.

Pese a ser firme defensora de la Lengua de Signos Española, no discriminan a personas sordas no signantes, hipoacúsicas, sordociegas u oyentes.

Fue creada tras el fin de Guerra Civil Española en 1936 por Juan Luis Marroquín Cabiedas su primer presidente. Posee una estructura piramidal que actualmente está integrada por 17 federaciones territoriales (una por cada comunidad autónoma) y una asociación (Melilla) de las que dependen 115 asociaciones. Es la cabeza visible del movimiento asociativo en torno a la Lengua de Signos Española, por lo que está a favor de la concepción lingüística de las personas sordas. De entre sus muchos logros cabe destacar la oficialidad de las Lenguas de Signos Española y Catalana mediante la Ley 27/2007 del 23 de octubre.

En su organigrama interno, cuenta con varias comisiones para atender la multitud de ámbitos que requieren de su intervención:

  • Mujer Sorda
  • Juventud Sorda
  • Políticas Sectoriales
  • Atención a Miembros Asociados
  • Lengua de signos española
  • Arte y Cultura
  • Intérpretes de LSE
  • Educación
  • Formación y Empleo
  • Accesibilidad I+D+I
  • Financiación y Autosostenibilidad
  • Normativa y Estatutos

Dispone también de un área de comunicación que tiene como principal objetivo “difundir una imagen veraz y libre de tópicos que muestre la realidad de las personas sordas en nuestro país” para lo que editan una revista institucional con carácter mensual, Faro del Silencio; además de tener un amplio dossier de prensa y archivo fotográfico.

Un punto importante a destacar sobre la CNSE es que en sus estatutos no está registrado que la presidencia deba asumirla obligatoriamente una persona sorda. Hasta ahora todas las personas que han ocupado este cargo lo han sido, sin embargo, deja la puerta abierta a otras alternativas. Esto no ocurre en muchas organizaciones similares de otros países (como Ecuador) donde los estatutos prohíben expresamente que las personas oyentes desempeñen cargos de responsabilidad.

 

Fuente de la imagen:

http://www.fundacionsese.org/wp-content/uploads/2014/11/Logo-CNSE1-e1416768359646.jpg

Estudiar y ser sordo (España) (A)

 
Imagen del blog de sordera. Estudiar y ser sordo. España. Fotografía de una clase de en la que la intérprete signa lo que dice el profesor a un alumno sentado en primera fila.

El sistema de enseñanza para personas sordas en España posee una larga trayectoria; no en vano, el Real Colegio de Sordomudos y Ciegos (actual sede de la Escuela Superior del Ejército) abrió sus puertas en 1795.

Durante muchos años los niños y niñas con deficiencias auditivas eran enviados a colegios específicos, dónde la principal meta era que aprendiesen a hablar y a leer los labios. Seguían lo que llamamos el método oralista. Con el paso del tiempo, la lengua de signos se fue abriendo camino hasta llegar al sistema inclusivo que tenemos hoy.

Este sistema consiste en colocar a estudiantes con distintas discapacidades dentro de la educación ordinaria proveyéndolos de las adaptaciones necesarias. En el caso de las personas sordas, intérpretes. Para que la comunicación y conceptualización de la enseñanza sean correctas, es necesario que los alumnos conozcan bien la lengua y que los intérpretes estén cualificados.

En el caso de los primeros, esto se consigue impartiendo los niveles básicos en lengua de signos si los padres son oyentes (si son sordos no es necesario, ya que la lengua de signos es su lengua materna). Posteriormente, en los niveles superiores pueden aprender más vocabulario al ir surgiendo en clase; igual que los alumnos/as oyentes.

La cualificación de los intérpretes está garantizada mediante el correspondiente título, ya que sin él no se puede ejercer la profesión. Este método se explica de forma más detallada en el post “El intérprete de aula”.

Dada la inexperiencia del gobierno en temas de sordera, en su momento se decidió que las asociaciones de sordos del país gestionasen los servicios de interpretación. Así pues, un alumno/a sordo/a solicita el intérprete a la escuela, que a su vez lo solicita a la asociación quien contabiliza las horas de trabajo y pasa la factura al Ministerio de Bienestar Social, Educación o Conserjería de Educación de cada comunidad autónoma, dependiendo de quién sea el responsable.

[Actualización]

Naturalmente, la crisis actual que afecta al país hace que todo lo dicho anteriormente se quede casi siempre en mera teoría. No obstante, si las fuentes de financiación no fueran exclusivamente ayudas estatales el sistema podría funcionar de forma autónoma; logrando excelentes resultados como venía haciendo en la década pasada.

 

Fuente de la imagen:

https://entornoalasordera.files.wordpress.com/2013/05/29419-ilseuv.jpg