Por qué las personas sordas no son sordomudas

A pesar de que en el mito número uno y en el post Sordos sí, mudos no hablamos de este tema; conviene, de vez en cuando, repetir y profundizar un poco más en él para evitar dudas.

Primero deberíamos aclarar conceptos (extraídos del DRAE):

  • Sordo/a  –  Que no oye, o no oye bien.
  • Mudo/a  – Privado de la facultad de hablar.
  • Hablar  –  Expresarse en una lengua.
  • Fonar  –  Emitir voz o sonidos.

Teniendo en cuenta estas definiciones pongamos el…

Primer ejemplo: Una persona sorda.

Estas personas tienen “estropeado” el oído así que no pueden recibir sonidos; pero esto no significa que tengan dañadas las cuerdas vocales. Por lo tanto, su capacidad para hablar está intacta. Si no lo hacen, puede ser porque no hayan tenido una rehabilitación logopédica o porque no quieran, pero en ningún momento están privados de esta facultad. Por lo tanto no son mudos.

Segundo ejemplo: Una persona con las cuerdas vocales dañadas.

En este caso la persona no podría fonar, pero sí a hablar; puesto que lo podría hacer en lengua de señas. Es importante tener claro la diferencia entre hablar y fonar. Aunque este tipo de personas no pudiera comunicarse con su voz si lo podría hacer con sus manos.

Tercer ejemplo: Una persona con las cuerdas vocales dañadas y sin brazos.

En este caso tampoco podríamos estar hablando de un mudo; ya que existen múltiples formas de comunicarse que no pasan por la emisión de sonidos. (Morse, dactíl, etc..)

Cuatro ejemplo: Una persona con las cuerdas vocales dañadas, sin brazos y sorda.

Sí, en este caso podríamos estar hablando de una persona sordomuda. Pero el número total de este tipo de personas en el mundo representan una mínima cantidad. Por lo tanto, llamar a todas las personas sordas “sordomudas” es nombrarlas de forma incorrecta.

El adjetivo “sordomudo” es considerado ofensivo por las personas sordas y su comunidad. Naturalmente, el respeto y la educación no son parámetros científicos o legales; por lo que cada uno es muy libre de denominar a las personas sordas como lo desee. No obstante, en determinados contextos, el respeto y la educación sí son primordiales. Algo así le ocurrió a la Policía Nacional Española al lanzar el siguiente tweet:

Como verán en las respuestas, mucha gente les advirtió de su error.

 Entonces ¿por qué se les llama sordomudos?

Para comprender el origen de este término debemos remontarnos antes del siglo XVIII. Cuando no existían estudios acerca de las personas sordas. El abad L’pee fue el primer docente en enseñar a hablar en lenguas de señas a sus alumnos sordos demostrando así su capacidad de comunicación y por lo tanto, que no eran mudos.

Si bien es cierto que algunas asociaciones de personas sordas continúan teniendo la palabra “sordomudos” en sus nombres, se debe a la falta de actualización por descuido o por respeto histórico. La lengua es un ente vivo y está sujeto a variaciones.

A pesar de este hecho, el desconocimiento de muchas personas llevan a seguir llamándoles “sordomudos”. Es sólo una cuestión de actualizar conocimientos…

Quinta (y última) Jornada del Curso de iniciación a la lengua de señas para el museo Alberto Mena Caamaño

Fotografía de Isabel Pantoja y Rocío jurado hablando cogidas del hombro.¡¡¡Examen final!!!

Hoy rendimos tributo a dos grandes de la canción española, Isabel Pantoja y Rocío Jurado. Sus canciones serán el examen final que los asistentes deberán pasar para dar por terminado el curso.

La primera parte se celebró hace unas semanas y llevaba por título Curso de atención al visitante con discapacidad. La segunda parte que hoy concluye complementa este curso y prepara a los asistentes para el aprendizaje de la Lengua de Señas Ecuatoriana.

Cuarta Jornada del Curso de iniciación a la lengua de señas para el museo Alberto Mena Caamaño

Dibujo del cómic de un preso bajando las escaleras con una bola de metal atada a su tobillo. Al bajar va rompiendo los escalones.Si tenemos los objetos y tenemos las acciones, el siguiente paso debería ser juntarlo todo. Los participantes el día de hoy aprenderán a narrar historias. Tomando como ejemplo unas viñetas deberán desarrollarla en una línea espacio temporal.

Dar a entender qué es lo que pasó antes y qué es lo que pasó después no siempre es tan fácil…

Tercera Jornada del Curso de iniciación a la lengua de señas para el museo Alberto Mena Caamaño

Siluetas de varios objetos cotidianos que se pueden encontrar en una casa. Un ventilador, una cuchara, un candelabro, etcéteraCantar con un peine; conducir con un plato o remar con una cuchara son actividades poco usuales. Sin embargo, los asistentes de hoy tendrán que hacer estas actividades y mucho más.

Tras los objetos, veremos acciones. ¿Es tan fácil como parece realizar una acción y que otros la entiendan? Lo averiguaremos en la clase de esta tarde.

Segunda Jornada del Curso de iniciación a la lengua de señas para el museo Alberto Mena Caamaño

Fichas con dibujos de animales cortados por la mitad, al intercambiarlas surgen especies inexistentes.

En nuestra segunda jornada los participantes empezarán a conocer su cara. Además de los ojos, la nariz y la boca descubrirán que existen infinidad de músculos; muchos de ellos difíciles de mover.

Sus dedos se convertirán en lápices en el aire teniendo que dar indicaciones exactas a sus compañeros.

Continuando con los clasificadores que se dieron en la jornada anterior, hoy veremos los clasificadores de animales.