El referente adulto para los niños y niñas sordos.

La sociedad mayoritariamente oyente en muchas ocasiones da por sentado que la información llega por igual a todo el mundo. Veamos un pequeño ejemplo de cómo esto muchas veces no es así:

Hace un par de años, visite un colegio específico para personas sordas. En él, los niños y niñas sordos se educaban en lengua de signos. Aunque había una particularidad, las únicas que asignaban eran las profesoras. Los profesores sólo atendían a niños oyentes. Mientras me encontraba en el patio de recreo dos niñas de unos ocho o diez años se pusieron a mi lado a signar entre ellas. Lo extraño, es que no hablaban entre ellas sino que me hablaban a mí sin mirarme.

Me preguntaban “Hola ¿tú sabes signar? ¿Entiendes lo que estamos diciendo?”.
Cuando lo vi me gire y les respondí (en lengua de signos) “Sí, claro. ¿Qué pasa? ¿Que necesitas?”.
La niña soltó un grito de sorpresa, abrió los ojos como platos y le dijo a su compañera “¡¡ves!! ¡Sabe signar! ¡puede hablar con las manos!”
Su compañera con cara de incredulidad le dijo “No puede ser, es un chico. Los chicos no signan.”
Así pues, me gire hacia ella y le dije “Sí que signo, los chicos también sabemos signar.”
Completamente confundidas, las niñas se alejaron sin poder creer que un hombre supiese signar.

 

¿Por qué ocurrió esto?

Por la falta de referentes.

 

En este caso las niñas no habían visto nunca un hombre signar por lo que habían asumido que no sabían hacerlo, sólo las mujeres sabían signar.

En otras ocasiones ocurre que los niños no vean adultos sordos, ya que todas sus profesoras y profesores son oyentes signantes. Esto hace que muchos niños piensen que la sordera sólo se tiene en la infancia, piensan que cuando crezcan y se hagan mayores desaparecerá. Por lo tanto, es fundamental que los niños y niñas sordos tengan contacto con adultos sordos; que vean como la lengua que utilizan, la lengua de signos (o señas), es algo que les acompañará toda la vida y le servirá como método de comunicación a cualquier edad.

4ª entrevista con Ramiro Díez

Hoy en el programa “Con cierto sentido” de Ramiro Díez. El autor de este blog charló sobre cuatro libros muy recomendados para informarse sobre la sordera.

Háblame a los ojos

El Grito de la gaviota

Sordo ¿y qué?

El Curioso incidente del perro a medianoche

Puede consultarse la entrevista en el siguiente enlace:

http://jorgebanet.com/jorgebanet/media/jorge%20banet14H46%20-%2018H20%20Aug%2006.mp3

Libros en torno a la sordera III

Portada de El Grito de la gaviota

El libro El grito de la gaviota es similar al de Pepita Cedillo Háblame a los ojos, la diferencia es la edad de las protagonistas y el país dónde ocurren los hechos.
Sin embargo, esto nos hace ver lo común de muchas experiencias en las personas sordas a pesar de la diferencia de país o cultura. Emmanuelle Laborite nos cuenta en este libro las vivencias y puntos de vista que tuvo durante la adolescencia. Podemos encontrar por ejemplo como vivió la entrega del premio Molière a la actriz revelación de teatro y como se siente una artista que ha de ser interpretada continuamente para que el público la entienda.

Fuente de la imagen: http://elimilmariposas.blogspot.com/2013/01/un-poco-de-literatura-el-grito-de-la.html

Personalidades en torno a la sordera IV

Deafness blog image. Personalities around deafness. Emmanuelle Laborit. Emmanuelle photography in black and white making the sign of "united".
Emmanuelle Laborit es una actriz y dramaturga francesa sorda de nacimiento nacida en París en 1971.

Directora del International Visual Théâtre desde 2003, ha colaborado y apoyado la difusión de la Lengua de Signos Francesa a través del teatro.
En 1993 protagonizó la obra Les Enfants du Silence (Hijos de un Dios Menor) que posteriormente fue adaptada al cine. Su participación en la obra la llevó a ser ganadora del premio Molière como actriz revelación.

Un año más tarde publicó una novela autobiográfica llamada Le Cri de la mouette (El Grito de la gaviota). En ella cuenta el desarrollo de su infancia y adolescencia, dándonos una visión en primera persona de cómo se ve el mundo sin oírlo. Obtuvo el reconocimiento literario Prix Verité por ello.

Ha colaborado en numerosas películas, entre ellas “Jenseits der Stille” (Más allá del silencio) de la que ya se ha hablado en este blog.

Fuente de la imagen:

https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcStzcBH9oKxNkxUCmulPKU3Sp1kSB_8UiL55xiHk4ueJXDeeqWR

Sordos Vs. Teatro I

Imagen del blog sobre sordera. Sordos y teatro. Imagen del cartel de la obra El Método Grönholm de la compañía "El Grito". En el los protagonistas se alternan en varias situaciones sobre fondos de distintos colores.

Sabemos que una persona sorda suele disfrutar bastante del cine. ¿Qué ocurre entonces con el teatro?

Cuando la representación es en vivo y en directo la inserción de subtítulos es más complicada. Por eso, las personas sordas prefieren acudir a funciones en lengua de signos (o señas); esto crea la necesidad de que haya grupos teatrales que interpreten sus obras en esta lengua.

En España existe una compañía llamada “El Grito”. Fue fundada en 1997 con el patrocinio de dos entidades, la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y la Asociación de Padres y Amigos del Sordo (ASPAS). Un año antes, los integrantes del grupo habían representado la obra La Venganza de Don Mendo de Pedro Muñoz Seca. El éxito de esta representación les llevó a plantearse la posibilidad de formar un grupo permanente de teatro en Lengua de Signos Española.

Desde entonces han representado varias obras clásicas españolas como El Tragaluz de Buero Vallejo o La Comedia sin título de Federíco García Lorca; y otras no tan clásicas, como Pequeños crímenes conyugales de Eric-Emmanuel Schmitt.

 

Fuente de la imagen:

http://images.lainformacion.com/cms/la-compania-de-teatro-de-sordos-el-grito-presenta-el-metodo-gronholm-en-las-palmas-de-gran-canaria/2014/1/26/6x0OSvARcQOcYi7vGGbnc5.jpg?width=642&height=482&type=height