Personalidades en torno a la sordera II

Imagen del blog de sordera. Personalidades. Cucurron Sicard. Grabado con el retrato del Sr. Sicard. Tiene una frente estrecha, nariz grande y boca pequeña.

El abad Roch-Ambroise Cucurron Sicard (1742 – 1822) fue el sucesor del abad L’Épée al frente de la Escuela Nacional de Sordos de París.

Previamente había dirigido la Escuela de Sordos de la ciudad de Burdeos; por lo que cuando se postuló como sucesor, fue escogido de entre los candidatos que se presentaron sin problemas.

En el marco de la Revolución Francesa (1789) y bajo su liderazgo, la educación de las personas sordas pasó a ser una obligación del estado; por lo que la escuela fundada por L’Epée paso a ser estatal. Debido a sus tendencias políticas (gran defensor de la nobleza) tuvo que exiliarse a Londres durante unos años, allí conoció a Gallaudet, con quién trabajaría años más tarde.

Durante su gestión, la escuela mostraba los progresos de los alumnos en exhibiciones públicas: los asistentes formulaban preguntas a los alumnos y estos respondían, demostrando así la efectividad del método de enseñanza. Fue también alumno de la escuela bajo su mandato Víctor de Aveyron, el famoso niño salvaje” encontrado en el bosque, quién debido a la tardanza en tener contacto con otros humanos no pudo nunca ser educado.

Al igual que L’Épée, Sicard publicó muy pocas obras pero a él en 1803 sí se le concedió el ingreso a la Academia Francesa.

Fuente de la información: http://www.cultura-sorda.eu/resources/Roch_Ambroise_Sicard.pdf


Fuente de la imagen: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Roch-Ambroise_Cucurron_Sicard.jpg

Personalidades en torno a la sordera I

Como cualquier sociedad, la comunidad sorda también tiene sus personajes destacados y sus modelos de referencia. Comienzo hoy una nueva categoría sobre personalidades en torno a la sordera.

Imagen del blog de sordera. Personalidades, Charles-Michel de l'Épée. Grabado con la imagen del Abad. Viste hábito y solideo. Su rostro tiene una frente ancha, ojos saltones, cabello claro y largo, boca pequeña y papada.

Charles-Michel de l’Épée, o el Abad L’Épée como se le conoce, fue un religioso francés del siglo XVIII considerado el «padre de los sordos».

Nació en Versalles en 1712 y tras iniciar su carrera como religioso, no fue hasta 1760 cuando tuvo su primer contacto con dos niñas sordas a las que guiaba espiritualmente. Gracias a ellas descubrió que las personas sordas eran capaces de conceptualizar ideas, comprenderlas y transmitirlas mediante señas.

En la siguiente década fundó la Institution Nationale des Sourds‐Muets en París, a donde comenzaron a llegar niños sordos; primero de la ciudad y después del resto del país. Numerosos intelectuales europeos se acercaron hasta esta institución para ver los métodos de enseñanza del Abad y posteriormente reproducirlos en sus países. Esto hizo que gozara de cierta fama internacional, ya que pese a no haber inventado la Lengua de Señas Francesa (LSF) si la potenció y difundió a través de la enseñanza. Publicó tan solo dos obras de las tres que escribió; aunque su método, denominado «Método Francés», fue muy usado a la vez que discutido hasta 1880 (año del famoso congreso de Milán).

Murió en París en 1789. Su influencia fue tan grande que hasta hace poco la fecha de su nacimiento era celebrada por la comunidad sorda. Esta costumbre empezó a abandonarse cuando en los años 50 la World Deaf Federation (WFD) decidió celebrar en la última semana de septiembre el Día Internacional de la Sordera.

Fuente: http://www.cultura-sorda.eu/resources/Abad_Michel_de_l_Epee.pdf

Fuente de la imagen:

http://es.wikipedia.org/wiki/Charles-Michel_de_l%27%C3%89p%C3%A9e